Cada Porsche es un deportivo

06 Febrero 2019 Actualidad

Basándonos en que “cada Porsche es un deportivo”, no nos extraña, en el año 2019, encontrar en el abanico de opciones de compra de la marca, hasta 7 modelos E-Hybrid y 2 opciones “electrificante”, como los denominan, que sencillamente son Mission-E  o Taycan.

 

Estamos ante una nueva revolución en el mundo del automóvil, pasamos de coches pesados en los años 20 a ligeros en plena 2ª G.M. y años posteriores. Con la “grandeza” del petróleo, de nuevo, recuperamos los motores en V y con muchos cilindros, como símbolo de las nuevas clases sociales con poder. Y así, sucesivamente hasta llegar a los Turbos de los años 80, época gloriosa de los Rallyes del Mundial, y posteriormente los diésel, para economizar y potenciar electrónicamente los motores, la etapa “dorada del diésel”.

 

Con el cambio del siglo, tenemos el compromiso con el medio ambiente e intentar cumplir con las normativas políticas de las grandes ciudades para llegar a las “emisiones cero”. Por ello, este año en Porsche, es el año de la generalización del modelo 992, pero también del deportivo eléctrico como el Taycan.

 

Pero, ¿qué haremos los amantes del clásico?, perdón, como se denomina ahora “youngtimers”. Esos coches con los que soñábamos de niños y que cuando queremos tener un “capricho” adquirimos para deleite de nosotros mismos.

 

La realidad, es que intentamos que no nos “quiten nuestro juguete”, y vamos directos a disfrutar cada minuto u hora en que salimos a la carretera. Buscando carreteras amenas, con curvas y con un poco de dificultad. Recuperar antiguas rutas de “contrabando” y de circuitos de bicis para disfrutar de la “maquina” y del paisaje. ¡Benditos paisajes!

 

Porque no hay nada más excitante que levantarte por la mañana, arrancar el motor con la mano izquierda, como si fueras a hacer un Grand Prix, y después de unos minutos, salir de la urbe, acelerar y escuchar el sonido Porsche.

 

 

 

Bienvenidos al mundo de los SPEED HUNTERS

 

 

Gracias a todos esos entusiastas que son capaces, después de una semana de trabajo, compaginar ese momento tan gratificante con todos nosotros.